San Miguel de Azapa está en el estrecho Valle de Azapa que produce frutas tropicales, como las guayabas, aceitunas y flores. Pero además guarda reliquias de antiguas culturas que habitaron la zona. De ritmo apacible, San Miguel de Azapa te invita a un día de campo en un valle del desierto.

A unos 13 Km. De Arica se llega por un camino asfaltado y de bonitos paisajes atravesados por el río San José, río seco durante gran parte del año y que en el verano (“invierno boliviano”) arrastra caudales de agua proveniente de las lluvias altiplánicas Esta ruta también está dominada por sitios de valor arqueológico, como las zonas de geoglifos y el pucará de San Lorenzo.

También hay hoteles y restaurants donde disfrutar de la calma y las noches estrelladas, tours que ofrecen recorrer el valle en bicicleta o a caballo.