Se ubica próximo de la entrada de la carretera al valle de Azapa entre las rotondas Manuel Castillo Ibaceta y Adolfo Arenas Córdoba. Allí se vende tejidos, cerámicas, piedras talladas, ocarinas y otros objetos elaborados por los artesanos locales, además de artesanías, ofrece un acogedor restaurante, donde podrá degustar la mejor gastronomía típica chilena.

Este poblado es una réplica del poblado andino de Parinacota. Todos los días una gran cantidad de artesanos se albergan en este lugar para trabajar en sus creaciones. Aquí podrás observar la confección de las artesanías y ver todos los productos que ofrecen esculturas de madera, cerámicas, ocarinas y mucho más.

San Miguel de Azapa está en el estrecho Valle de Azapa que produce frutas tropicales, como las guayabas, aceitunas y flores. Pero además guarda reliquias de antiguas culturas que habitaron la zona. De ritmo apacible, San Miguel de Azapa te invita a un día de campo en un valle del desierto.

A unos 13 Km. De Arica se llega por un camino asfaltado y de bonitos paisajes atravesados por el río San José, río seco durante gran parte del año y que en el verano (“invierno boliviano”) arrastra caudales de agua proveniente de las lluvias altiplánicas Esta ruta también está dominada por sitios de valor arqueológico, como las zonas de geoglifos y el pucará de San Lorenzo.

También hay hoteles y restaurants donde disfrutar de la calma y las noches estrelladas, tours que ofrecen recorrer el valle en bicicleta o a caballo.

La península del Alacrán o ex isla del Alacrán es una isla convertida artificialmente en península ubicada en la costa del océano Pacífico, frente al morro de Arica y al sur del puerto, originada en 1964 por la unión de la isla al continente. Denominada originalmente “isla del Guano” o “isla del Alacrán”, y situada a 460 m de la costa, mediante un camino artificial. Fue declarada Monumento Nacional el 13 de diciembre de 1985, junto a los restos de una fortificación española que protegía los embarques de plata de los saqueos de los piratas.

Es posible acceder a ella en automóvil, pero es muy recomendable hacerlo en bicicleta o a pie, y permite contemplar olas en las que se desarrolla el surf y otros deportes náuticos.