El aroma de las guayabas, mangos, maracuyás y tumbos son una de las exclusividades de este centro comercial, que reúne exóticos productos en medio de la calidez del lugar. Hierbas medicinales, flores y verduras aumentan el atractivo a este lugar único. Este pintoresco centro de abastos se ha transformado en el punto de encuentro de diversas culturas andinas, provenientes de Chaca, Codpa, Putre, Ticnámar, Chapiquiña, Belén, Azapa, Lluta, Pica y Camiña, entre otras. La música y los bailes típicos, que se hacen presentes en las afueras del recinto, son parte del desarrollo cotidiano de las actividades.