Ubicado en la calle San Marcos 341. Originalmente fue construido en madera, adobillo, cemento y paja. Fue reconstruido en el año 1923, interviniendo su fachada y respetando sus columnas de madera y su gran portal de acceso y reja de fierro fundido. Este acceso remata con un tímpano estilo grecorromano dándole prestancia al edificio. Interiormente es un solo espacio abierto donde se instalan los locatarios con sus puestos de ventas. Actualmente es de propiedad pública y administrado por la Ilustre Municipalidad de Arica.