Catedral

Construida entre 1871 y 1875 en los talleres del arquitecto francés Gustavo Eiffel, en Paris, esta catedral iba a ser levantada en el balneario de Ancón pero el presidente del Perú don José Balta decidió enviarla a Arica en remplazo de la iglesia destruida por el terremoto de 1868.

Esta es una obra inspirada en el estilo gótico, en una época en que Europa aplicaba nuevos materiales como el fierro fundido a los antiguos estilos arquitectónicos. La estructura es de fierro con estructuras laminadas y triángulos, sostenida por columnas y vigas de cubiertas unidas mediante ensambles y pernos. Solo la puerta es de madera. Fue declarada Monumento Histórico en 1984.