Humedal

En Norteamérica, al comenzar los meses de frío de cada año, miles de aves migran hacia Sudamérica en busca de un clima más cálido como parte de su ciclo natural de vida. Dentro de sus rutas migratorias existen sitios claves que son humedales, donde las aves llegarán para descansar y alimentarse para luego seguir su viaje o quedarse. Uno de los pocos sitios costeros en el norte de Chile, que aún brindan este importante servicio es el humedal de Lluta, recibiendo anualmente a miles de aves migratorias. También existen migraciones menores, pero no menos importantes desde la zona cordillerana y austral, durante la temporada invernal.

Otro rol fundamental que cumple este humedal, es el de servir de refugio auxiliar a aves de regiones andinas y tropicales, cuando las condiciones ambientales en sus sitios se tornan duras. Además de mantener un número importante de aves locales, es decir aves que residen ahí de manera permanente.

Hasta la fecha, en el humedal de la desembocadura del río Lluta se han registrado 130 especies de aves que representan alrededor del 25% de las aves conocidas para Chile.

El Humedal del río Lluta se encuentra a aproximadamente 10 kilómetros al norte de la ciudad, abarca una superficie aproximada de 31 hectáreas, que incluyen distintos tipos de hábitats como playa de mar; lagunas y totorales, Su principal fuente hídrica la constituye el río Lluta, que junto al río Loa son los únicos dos que tienen aguas superficiales que llegan hasta el mar durante todo en año en el litoral norte de Chile. El otro río es el Loa, que separa las regiones de Tarapacá y Antofagasta.